Portada

Donde reina el frío

Otros textos


El Ártico y el Antártico, se llaman los océanos que están ubicados en los extremos de la Tierra, donde reina el frío; ambos océanos tiene tantas analogías que podrían tomarse como iguales, pero, a pesar de sus muchas similitudes, no son universos recíprocos, porque hay elementos en uno, que faltan en el otro.
Los griegos, al grupo de estrellas que veían, mirando hacia el norte, las llamaron constelación de la Osa, (en griego arktos=oso, de donde proviene el nombre Ártico) y, curiosamente, en el Ártico vive el oso polar, el único que se sumerge en el mar a la caza de focas, su alimento favorito.


Sin embargo, el Ártico carece del equivalente de la foca leopardo, único fócido que se alimenta de presas de sangre caliente. En el Ártico brilla la Estrella Polar y el cielo luce la aurora boreal, mientras que en el Antártico brilla la Cruz del Sur y la aurora austral.


En el océano Ártico nadan el elefante marino, el lobo marino peletero y la ballena franca, todos con el apellido boreal y en Antártico esos animales llevan el apellido austral. En el norte, la foca leopardo no puede cazar y alimentarse de alcas, araos, frailecillos y otras especies, que aunque están cubiertas de plumas y con los mismos colores de los pingüinos y son sangre caliente, todas ellas vuelan, condición que los llamados pájaros bobos han perdido. La foca leopardo vigila los sitios en lo que los pingüinos viven en colonias y solo tiene que esperar que éstos entren o salgan del mar para cazarlos y devorarlos.


Es posible que las aves que viven en el Ártico hayan conservado su facultad de volar para poder defenderse de la presencia de predadores terrestres, como zorros, comadrejas, lobos y osos, que no existen en el Antártico. Lo que tienen en común ambas tierras heladas, aparte del frío del norte o del sur, es que ambas albergan animales foraminíferos como arañas, pulgas y esponjas de mar, que alcanzan tamaños descomunales.
En el aspecto geofísico, los dos polos tienen menos analogías que divergencias.


La Antártida es un continente rodeado por un océano; el Ártico es un océano circundado de continentes y grandes islas. La mayor altitud antártida es el macizo de Vinson con 5.138 metros, pero la mayor profundidad ártica de 5.80 metros está en el océano Ártico. Estas disparidades físicas producen grandes diferencias climáticas; en el Ártico el clima lo determinan el calentamiento y enfriamiento de los continentes y de las islas, en consecuencia, el clima es más cálido y sujetos a las variaciones estacionales, lo que propicia allí una vida terrestre más rica; pero, la Antártida, cubierta casi por entero de un grueso casquete de hielo, nunca se caliente; por el contrario, los fuertes y gélidos vientos que se generan en la alta planicie glacial antártida enfría constantemente el océano que la circunda.


Además, el ecosistema marino del Antártico, más inaccesible y aislado, es más fértil que el del Ártico.