Portada

¿MACHO o HEMBRA?
Otros textos


     En la mayoría de los organismos bisexuales, es decir, los provistos de órganos sexuales diferentes, existe una mecanismo genético determinante del sexo, productor de zigotes que se desarrollan como machos, unos, y, otros, como hembras. Lo que controla el mecanismo de dirección de ése desarrollo, en la mayoría de los casos, consiste en un par especial de cromosomas, presentes en todas las células del cuerpo.

     En un sexo la pareja de cromosomas son homegaméticos, iguales en tamaño y color, y se identifican con el signo X; en el otro sexo, los cromosomas hipergaméticos contienen un par formado por un cromosoma X y, otro, denominado Y, diferente del X genéticamente, incluso, en tamaño y color.

     Los restantes cromosomas, que no son ni X ni Y, se denominan autosomas Parecen existir, por lo menos, dos mecanismos genéticos básicos diferentes para determinar el sexo.

     El cromosoma Y, determina el carácter hipergamético del sexo. Tal cosa ocurre a la pareja humana. Cada sexo tiene igual número de cromosomas: 22 pares de autosomas, más un par de X, en la hembra; 22 también son autosomas en el hombre, más un par compuesto de XY.

     El cromosoma Y es el determinante de que nazca un varón,

     El cromosoma X determina el nacimiento de una hembra.