Portada

La Nanotecnología

Otros textos




Es posible que todos tengamos un concepto de un enano: es un ser pequeño. Pero, tal vez, no todos sepamos que nano es un elemento que nos sirve para componer nombre que significn la millonésima parte de una unidad, aunque por el auge de las técnicas de la microtecnología muchos ya saben que ellas sirven para fabricar objetos tan pequeños que se miden en micras- unidad de tamaño que corresponde a la millonésima parte de un metro, pero es que la nanotecnología va más allá, porque un nanómetro es la mil millonésima parte de un metro.
¿Pueden imaginar algo tan pequeño?
Los científicos están trabajando con la nueva técnica de la nanotecnología, que anuncia hechos que el lego adjudica al llamado mundo utópico. En el primer cuarto de siglo, en muchos hogares, como obra de consulta, se tenía a la mano un grueso libro editado en Alemania con el nombre de El médico en casa. En una de sus ilustraciones, explicativas del papel de los glóbulos en la sangre, uno podía ver una suerte de río subterráneo y, en una especie de canoa, de pie, muy erguido, iba un soldado, cubierta la cabeza con un casco romano, sosteniendo en la mano derecha una lanza. Era la re-presentación de los glóbulos blancos, encargados de atacar y eliminar a todo intruso, bacteria o virus, que invadiera la corriente sanguínea, defendiéndonos de las enferme-dades. La ilustración ha dejado de ser una ilusión, hoy, es una realidad.
EI Premio Nobel de Química del año 1966, Richard F. Smalley. es una de las mentes más autorizadas en el universo nanométrico. El profesor Smalley, explica que una enzima es una verdadera planta química que funciona a escala nanométrica y que si una célula mide unas pocas micras, está formada por miles de moléculas que no miden más de diez nanómetros, pese a lo cual, funcionan como auténticas máquinas. Esta nueva técnica permitirá unir átomos y, de este modo, obtener toda clase de pro-ductos como, por ejemplo, alimentos.
Otro experto, el físico Michael S. Wisz, afirma que podrán utilizarse los ele-mentos que componen la contaminación para obtener materiales para fabricar casas y agrega que cuando se llegue a la manufactura molecular, los árboles podrán cumplir completo su círculo de vida, ajenos a la amenaza de la tala que el hombre ha practi-cado, desde que descubrió el fuego. Y todas las basuras que, hoy, tímidamente, se están reciclando serán una fuente inagotable de productos indispensables para las futuras sociedades humanas.
Y lo mismo pasará con el aprovechamiento de la energía solar que con la nanotecnología, abaratará los costos de producción de la energía eléctrica. Además, para tener un desarrollo que mejore las condiciones de vida sin deteriorar el medio ambiente, será necesario que esta tecnología sea limpia y ecológica, en otras palabras, el laureado químico Smalley espera que la ciencia sea capaz de construir máquinas y materiales con la misma delicadeza con que trabaja la Naturaleza.
La nanotecnología, por tanto, será el recurso que hará posible que la Humanidad afronte el problema de la superpoblación, pese a que también permitirá que la esperanza de vida suba varios grados al entrar en el siglo XXI.
NOTA -Artículo basado, entre otras lecturas, en la Revista Tendencia Siglo XXI